martes, 19 de junio de 2012

Martina Camargo -






Los orígenes de la Tambora, fiesta, música, baile, tambor y tradición de la depresión momposina, se disipan en el tiempo. Martina aprendió el canto y baile tradicional de sus ancestros y en especial de su padre Cayetano, de la misma manera que hoy transmite su legado cultural a sus hijas, mediante la tradición oral. Tamboras golpiás, alegres y redoblás, berroches, guachernas y chandés hacen parte del repertorio que integra Canto, Palo y Cuero. Las temáticas que inspiran estos cantos se originan en contextos locales, como es el caso de los mitos y leyendas en torno al río magdalena, las vivencias personales de Martina y sus abuelos, los héroes patrióticos, la agricultura, las especies animales regionales, la sabiduría popular, el baile, la fiesta y desde luego el amor como sentimiento universal que mueve la humanidad, sus costumbres y comportamientos. 



Cabe destacar que la producción del disco enfatiza a la cantaora como eje protagónico de una historia que se viene escribiendo desde hace más de cien años. El sonido de las tamboras de antaño que Martina conoció en su infancia es aportado por el único “abuelo” o tamborero mayor que aún vive, don Nicanor Agudelo, campesino agricultor y músico que lleva varias décadas tocando su tambor currulao. En contraste, la presencia del joven percusionista Juan Carlos Puello “Chongo” nos ilustra nuevos caminos para la tambora con una actitud virtuosa, juvenil y versátil. Dicha versatilidad nos cuenta otro lado de la historia en el que Martina recorre los escenarios de Colombia y el mundo, estudios de grabación, medios de comunicación y además nutre sus tradiciones con arreglos musicales sutiles, texturas instrumentales contrastantes y nuevas formas de expresión. La historia queda abierta hacia un futuro prometedor con la participación de una nueva generación de cantaoras: Daniela Mierth y Nataly Leal, hijas de Martina que desde tierna edad propagan las tradiciones de su madre con acertadas y sentidas interpretaciones que bien se pueden apreciar en los cortes “El Guataquí” y “La Luna Hermosa”.
Esta producción además de cumplir a cabalidad con su función artística de comunicar emociones y entretener, es un documento crucial como fuente de investigación, promoción y difusión del patrimonio musical nacional, pues es necesario que el país conozca su propio perfil cultural para que asumamos una conciencia trascendental que permita nuestro desarrollo. La voz de Martina Camargo viaja, inunda espacios y logra dar a conocer la realidad de una cultura lejana y olvidada que bien merece hacer parte del perfil cultural del país y el mundo. Es ahí donde radica su valor, su fuerza y su capacidad de trascender con sonidos provenientes de tres fuentes elementales: canto, palo y cuero. 

DATOS CURIOSOS 
La Tambora de Cayetano es un homenaje de Martina a su padre. En este corte se puede apreciar la voz del propio Cayetano Camargo, gracias a una entrevista casera realizada por su yerno. - El disco fue grabado en Bogotá y Cartagena por el productor Manuel Andrés García, mezclado por el ingeniero ganador del Grammy latino Camilo Silva y masterizado por el ingeniero Alberto Sánchez en Monterrey, México. - El repertorio rescata varias piezas olvidadas como Mano Sayé, Daily Karina, La Luna Hermosa, El cumbión de la clavada, y El Señor de la Cuna. Esta última sólo se incluye en una versión a capella en video. - En varias ocasiones la risa de Martina terminaba por contagiar el resto del grupo interrumpiendo las sesiones de grabación con mucha alegría. - La tambora fue interpretada por el músico e investigador Freddy Henríquez, que mientras acompaña los toques de tambor de Nicanor Agudelo imita el estilo interpretativo de Vicente Serpa, tamborero legendario que falleció al inicio de este siglo.

http://www.lastfm.es/music/Martina+Camargo/+wiki


Atilio Alarcón - Norte Neuquino





En una entrevista brindada al programa radial “La Palangana”, en Julio de 2.010 Atilio Alarcón habló acerca de su trabajo Criancero


De Atilio Alarcón no se encuentra casi ninguna información.   Es un hombre sencillo, que ama su tierra y lo manifiesta a través de sus cantos,  
Es un honor haber  conocido su trabajo musical.  Lástima tan poca difusón  que tiene la música no comercial.

Estos cantos  que les dejo de él y este comentario están en el blog:   
http://blogsdelagente.com/patagoniamusicaypoesia/2010/09/06/atilio-alarcon/

Agradecimientos a la persona que lo ha compartido. 


"soy Atilio Alarcón, me alegra mucho saber que alguien quiere tener datos mios, me considero un artesano del canto que identifica el Norte Neuquino con sus penas y alegrías. Pero, uno de mis objetivos es que se conozca en nuestro País el canto popular parido por las cantoras campesinas, que son la máxima expresión cultural de mi tierra neuquina. En el sur de Mendoza tambien existe este canto; y también los crianceros, que allá llaman puesteros. Agradezco mucho a la gente que tiene la posibilidad de contratarme para las fiestas porque es una manera de mostrar nuestra identidad, tan poco conocida. Ojalá que este nuevo año sea en realidad el sueño de muchos cantores que se ponen el paisaje al hombro para mostrarlo a través de su canto.
Muchas Gracias, Saludos. Atilio Alarcón
."


 “Yo digo que el campo, el campo se está quedando solo, ya no quedan familias, queda uno que otro peón, viejito, y bueno y tantas tantas leguas, tantas hectáreas de campos sola, que cuando menos pensamos encontramos que son de un fulano que ni las conoce, no?”

_____________________________________

01-Pa que sepan ande soy
02-Pa mi dueña e casa
03-Cantorcito de curaco
04-Pueblito de buena gente
05-Criancero y cantor
06-No le afloje la cola
07-Pal tiempo e politiquiar
08-Tachito matero
09-Por amor a la vida
10-Bajada del veranador
11-Grito rebelde
12-Duermase mi hueñecito
13-Mate con cedrón
14-Cuecas populares del Norte Neuquino

            

Kuentero - Junio 19 de 2.012


Carranga Sinfónica - Jorge Velosa y los Carrangueros de Ráquira



"Somos hablares, historias,
copla, canto y poesía;
eso es lo que les traemos,
eso es la carranguería.
Sinfónicamente hablando,
somos un canto a la vida,
un abrazo musical
y un pacto por la alegría"





DESCARGA AQUI PROGRAMA COMPLETO CARRANGA SINFÓNICA




Carranga Sinfónica Älbum Inédito




















Carranga Sinfónica es un álbum inédito en la geografía sonora colombiana y es quizás el trabajo más arriesgado que  se han trazado en su larga trayectoria Jorge Velosa y los Carrangueros y  la Orquesta Sinfónica Nacional de  Colombia, dos de  las instituciones más reconocidas en el ámbito musical local.

Pero el proyecto no es nuevo  si tenemos en cuenta que desde 2004, bajo la dirección del maestro Eduardo Carrizosa, la Orquesta ya había marcado un precedente con “Viaje Musical por Colombia”, dos volúmenes con los que la Orquesta inició un largo periplo (que se ha extendido a lo largo de siete años) durante los  cuales ha  viajado  por  97  municipios del  país  exponiendo la música “culta” dentro de entornos alejados de la solemnidad del teatro  y la ciudad. En el caso de Carranga Sinfónica,  esta iniciativa fue llevada  al límite gracias a una  idea  concebida durante el Festival  Nacional de  Folklore  de Cosquín, Argentina  (en el que  participaban Velosa y los Carrangueros) por Ricardo  Bautista   (secretario  de   cultura   de   Boyacá)  quien   de  manera temeraria quiso  demostrar que  los lenguajes “cultos”  eran  perfectamente compatibles con otros de origen “popular”.


Carranga SinfónicaAsí, con  el esfuerzo asociado de la Orquesta Sinfónica, la Gobernación de Boyacá a través  de la Secretaria de Cultura y Turismo,  el Fondo Mixto de Cultura,  la Lotería de Boyacá y MTM, llega Carranga Sinfónica, grabación que  resulta un homenaje tardío a Jorge Velosa “El Carranguero Mayor”, un artista que con más de treinta años encima de ir y venir palabreando velozmente sin dar respiro, nunca se imaginó que  esa música y ese torrente lírico que  se  le pasaba por su cabeza iban  a convertirse en  un género musical,  en   un   adjetivo,    en   un   verbo,    en   un   enrevesado   nombre   científico (Eleutherodactylus Carranguerorum y Eleutherodactylus Jorgevelosai) y, ahora, en un disco de carácter sinfónico.

Luego  de Surungusungo (MTM, 2005), Velosa y los Carrangueros ponen fin a un largo silencio discográfico y presentan Carranga Sinfónica, quizás el disco más atípico en una carrera  vertiginosa  que   se   remonta  a   1979   cuando   se   dieron   a   conocer  Los Carrangueros de Ráquira, luego  célebres como Jorge Velosa y los Hermanos Torres y, finalmente, Velosa y los Carrangueros, la formación más perdurable que con esta nueva producción   completa   veinte   discos  fundamentales  para    entender  no   solo   la idiosincrasia de los pobladores del altiplano cundiboyacense, sino una  porción de la música colombiana más genuina.

Grabado  y  mezclado en  los  Estudios Audiovisión  de  Bogotá  por  Mauricio  Cano, Carranga Sinfónica  demandó un mes  en producción fuera del tiempo invertido en los ensayos y los arreglos. La dirección y la producción estuvieron a cargo del legendario director  Eduardo Carrizosa Navarro,  quien  también intervino  (junto a Fabián Forero, José  Luis Posada, Fabio  Londoño, Germán  Moreno,  Javier  Fierro,  Fernando León, Mauricio Lozano  y Francisco Zumaqué) en los arreglos de  15 de  las carrangas más  representativas en  la  historia  del  grupo  que,   a  propósito, fueron  minuciosamente escogidas teniendo en cuenta la variedad de ritmos  (merengues, guabinas, rumbas, rajaleñas, bambucos y torbellinos), contenidos de las letras  y el arraigo que  durante años han tenido en el corazón de los colombianos.

Así, en un ambiente alegre y juguetón, este proyecto es la oportunidad para  que viejas y nuevas generaciones se hermanen (no es  gratuito  que  algunas de las canciones acá incluidas estén dedicadas a los niños) y canten despreocupadas desde “El rey pobre”, “Por fin se van a casar”, “Dónde estarán tantán”, “La cucharita”, “La china que yo tenía” y “Julia, Julia, Julia” hasta himnos memorables como “Canto a mi vereda”, “Boyaquito sigo siendo”, y “La rumba de las flores”.

Más  de doscientas composiciones y veinte grabaciones ponen a Velosa en uno de los lugares más  altos de la cultura musical colombiana; hoy, junto a la Orquesta Sinfónica Nacional de Colombia, Jorge Eliécer Gonzáles Virviescas  “El Veleño” (requinto y voz), Manuel Cortés González “El Menorcito” (tiple y voz) y José Fernando Rivas “El Citadino” (guitarra y voz), Velosa sigue cantando, bailando y palabreando un catálogo envidiable de guabinas, merengues, torbellinos, bambucos y rumbas campesinas.

Carranga sinfónica  es un elogio  a la espontaneidad y una aventurada experiencia musical donde los arquetipos se desvanecen.