viernes, 16 de octubre de 2009

OSWALDO GUAYASAMIN - EXPRESIONISMO LATINOAMERICA





 








La fuerza dramática y telúrica en las pinturas de Oswaldo Guayasamín procede de las entrañas de la tierra misma, como símbolo de maternidad y gestación, como centro del trabajo, de la confrontación social, y de la vida misma.
En la obra de Guayasamín reposa la poderosa energía de volcanes, y la lava volcánica se advierte en los rostros y en las manos de esos hombres transgredidos por un sistema que les aísla y les explota.
Esta expoliación dolorosa y esa lucha se hacen más patentes en Los Gritos de Guayasamín, quien explora casi todas las vertientes del dolor, de la desolación y de la infamia.
Le vi pintar en Quito. Trabajaba el retrato de Alberto Cortéz. Le vi realizar la untura de gruesos empastes a espátula, gestuales, libérrimos, ansiosos, angustiados a veces y otras un tanto llenos de ternura y de sabiduría.
Las vibraciones que emanan de los lienzos de Oswaldo Guayasamín son sobrecogedoras, atrapan al espectador en pensamientos sobre las complejidades de la existencia humana.


IMÁGENES OBRA OSWALDO GUAYASAMIN


 

No hay comentarios:

Publicar un comentario